• Team

Padre Exiquio de la misión de Berlín ¡Así te recordamos!

Actualizado: 28 de mar de 2019

Existen los hombres santos, hombres de buena voluntad y seres

humanos realmente excepcionales. Me inclino por la última expresión para describir al Padre Exiquio, quién fue para nosotros, un gran amigo, que surgió de pronto, como una luz de esperanza en medio de una dura tempestad personal, que se presentó sin más, con su inconfundible sonrisa de bondad como un salvador dentro de un oscuro bosque de concreto plagado de desconocidas amenazas.



Imposible olvidar que fue la primera persona que nos ayudó cuando

arribamos a Berlín. Me sorprendió la rapidez con la que contestó mi

desesperado correo electrónico bien entrada la noche. Ofreció su

inmediato apoyo, a un padre de familia como yo, que buscaba urgente

orientación en una ciudad que en aquel momento se mostraba hostil, fría y distante para un recién llegado.

Me brindó cobijo; palabras de aliento, café con galletitas, pero

también severas y sabias recomendaciones. Recuerdo aquella primera

conversación en su despacho que se prolongó por más de una hora. Un

dialogo abierto y sincero, sin adornos ni eufemismos. De corazón a corazón.

Días después, asistimos todos como familia a la misa del día domingo

y, me sobrecogió su iluminada homilía, que versaba acerca de la ambigua relación que tenemos todos con lo material. A continuación, nos invitó a pasar al comedor para que disfrutáramos a libre discreción de los alimentos que la comunidad había preparado. Aceptamos complacidos y con algo de timidez.



Aquella tarde, en medio de la multitud, me pareció ver al Padre Exiquio, sublimado por la imagen de un Santo chileno llamado Alberto Hurtado. Su generosidad, alegría, compromiso social, carisma y fortaleza espiritual eran similares. Me sentí conmovido, contenido y protegido durante unas cuantas horas por el Padre y toda esa comunidad que él lideraba con enorme humildad y determinación.

Nos entristece saber, y más ahora lejos de Berlín, que un querido

amigo como el Padre Exiquio nos ha dejado a tan temprana edad. Sin

embrago, mi familia y yo, le recordaremos por siempre con alegría y eterna gratitud. Muchas gracias y hasta siempre querido Padre.

Familia Rivera Zahn.


Hace dos veranos atrás fuimos a Berlin con mi familia y hacia un calor terrible, como siempre cuando visitamos una ciudad tratamos de asistir a una misa en español si existe esa posibilidad. Fuimos a la misa que presidía el Padre Exiquio, estaba llena y justamente se ofrecía la misa por un cumpleaños de 15, él fue muy personal con la cumplañera ¡Nos quedamos impresionados de como el Padre nos hizo sentir a todos en un ambiente tan familiar! y dando el gran valor de que esta chica llegara a esa edad ¡Tal como si uno estuviera en Latinoamerica! Al finalizar la misa se invito a todos a brindar por esta chica ¡Nosotros ni siquiera eramos de la comunidad! y él nos invito especialmente , realmente era un Padre que sabia acoger no solo al conocido sino también al desconocido.


Su muerte inesperada me ha sorprendido por completo, porque estuve almorzando a su lado el último domingo luego de la celebración de la misa. Fui especialmente a presentarle el proyecto de la Casa de Alianza (la primer casa católica hispanohablante en Alemania) y la invitación para los retiros en español que hacemos en Schoenstatt ¡Nos dio mucho ánimo! ¡Le encantaba toda esta vida que ha surgido! . El mismo me dijo ¡Me apunto este año para el encuentro de jóvenes! Y yo en un momento le digo "Estoy a su disposición para lo que necesite" y él me responde : Ahora que me dijiste esto , te voy a explotar. A lo que yo le respondí : Vamos a ver quién explota a quién- y ambos reímos.

Pues él ganó , él ya esta en el paraíso, solo en la tierra uno puede ser "explotado". Me ha quedado la mejor imagen de él , de un Pastor humilde , sencillo y alegre. No dudo que desde el cielo nos dará una gran mano a todos los que queremos fortalecer la Fe en este país . ¡Gracias Padre por compartir conmigo su espíritu misionero! ¡Hemos compartido tan poco y nos ha dejado tanto!


Ferdinand Güsewell



¿Conociste al Padre Exiquio? ¿Te gustaria compartir alguna experiencia? envíalo a catolicosenalemania@gmail.com


Videos de su despedida





391 vistas
WHATSAPP: 49 1590 1969010
catolicosenalemania@gmail.com

“¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas, ¿eh? Hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios, a quien conocí, es mi fortaleza”. 

PAPA FRANCISCO

Pater Josef Kentenich Straße 1 

56179 Vallendar

 

Recuerda ayudarnos a través de Amazon.de, tú compras y amazon nos dona. Unete!