Nacer de Nuevo

Actualizado: 27 ago

Testimonio

Así como la historia del mundo occidental se divide en antes de Cristo y después de Cristo, mi vida también se divide en antes y después de conocer a Jesús.


Fui criada dentro de una familia católica y mi educación fue en Colegio carmelita, pero como muchos jóvenes al llegar la adolescencia y renegar de los padres también renegué de los valores cristianos y me fui alejando poco a poco de la Iglesia católica.



Cómo el hijo pródigo me entregué falsos amores y creía en las falsas promesas que nos ofrece el mundo. Pero un día el vacío era tan grande en mi alma, que hasta tuve pensamientos de muerte: "¿Para qué quiero vivir?" Un sinsentido me invadió y me asusté.


Fue entonces cuando llamé a mi madre, una santa mujer que siempre oraba por mi conversión igual que Santa Mónica, y le pedí el numero de un sacerdote, ella me lo dió sin preguntarme nada, muy inteligente lo suyo, y allá fui a ver al sacerdote.


El cura me atendió serio y parco pero al salir me invitó al cine. ¡¡¿¿Al cine??!! No, a un SINE Un retiro de Sanación Integral Nueva Evangelización, y allá fui... y el día de mi cumpleaños número 25 conocí a Jesús y ese Amor eterno, gratuito, inmenso que nos ama tal como somos, me invadió, y lloré. No me sentía digna de tanto Amor, pero eso a Él le tiene sin cuidado. Claro que no somos dignos, pero Su Misericordia es más grande.



Desde ese día y para siempre, agradezco a mi mamá de la tierra por haberme dado la Vida, ¡dos veces! La vida al nacer y la Vida eterna. Ella oró con Fe y amor maternal por mi conversión y Dios la escuchó y Él me hizo: nacer de nuevo.





«¿Cómo un hombre puede nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y volver a nacer?» Juan 3: 4


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo