• Team

La Madre quiere estar en tu hogar

Actualizado: 30 oct 2021



El encuentro con La Madre

Quizá, muchos de ustedes, conocen las letras de está famosa canción mariana: “Cuántas veces siendo niño te recé. Con mis besos, te decía que te amaba. Poco a poco, con el tiempo, alejándome de Ti. Por caminos que se alejan, me perdí…”.

Pues así, muchos de nosotros, nos hemos alejado, enfriado o hasta perdido la devoción a la Santísima Virgen María, olvidando la enorme gracia que es tener presente a La Madre de Dios en nuestras vidas, pues ella siempre será el camino más corto y perfecto para llegar al Corazón de su amado hijo, nuestro Señor Jesucristo.

Una madre nunca se olvida de sus hijos. Ella es paciente, espera con los brazos abiertos por su regreso y hace hasta lo imposible por unir a sus hijos. Es así como nuestra historia comenzó.


Nosotras

Somos cuatro mujeres, hispanohablantes, madres de familia, casadas con alemanes que, como es muy común aquí en Alemania, no son tan fervorosos en su fe a nuestro Señor y/o no tuvieron la oportunidad de conocer y amar a nuestra Santísima Madre, la Virgen María.

Cada una de nosotras tuvo un camino larguísimo para encontrarse (o reencontrarse según sea el caso) con la Santísima Madre. Esto se fue dando en el tiempo correcto para cada una, pues el Señor ¡todo lo hace perfecto! y nos da la gracia de volver nuevamente hacia Él a través de la Mediadora de Gracias que es nuestra Santísima Madre, la Virgen María.




Ella llegó a nuestras vidas en diversas maneras, en diferentes momentos y advocaciones. Por ejemplo, algunas de nosotras tuvimos la gracia de conocerla, y aprender a amarla, desde nuestra infancia, en nuestros hogares a través de nuestros padres, abuelos o en nuestros colegios. Otras necesitábamos más tiempo para darnos cuenta que Ella siempre ha estado ahí con nosotras, esperando que la dejemos entrar en nuestros corazones, cosa que no había pasado antes, ya sea, por desconocimiento, dejadez o simplemente debido a nuestras vivencias familiares o personales.

Entronizando a La Reina

Pero al final, después de mucho caminar, cada una de nosotras la miró a los ojos y se dejó reconocer por Ella, y le dijimos, ¡Sí Madre somos tus hijas!, tómanos de la mano como a un niño, no nos sueltes nunca más, has tu casita en mi corazón y sé la Reina de mi hogar.


Este gran gozo que significa el reencontrarnos con nuestra Santísima Madre no puede quedar solo para nosotras, así que, sentimos la necesidad de difundirlo y que muchos más hogares logren este encuentro y las gracias que vienen con él.

Es por ello que, nosotras queremos invitarte, para que tú también te encuentres con Ella y que le permitas “hacer su Casita” primeramente en tu corazón, luego en el seno de tu familia, en tu hogar, y que la tengas presente cada día, en todas las circunstancias de tu vida, cuando te sientes agradecido, lleno de regocijo, o cuando la angustia, la desesperanza y la tristeza se apoderan de tus pensamientos; en los momentos malos, regulares y en los mejores, ¡¡¡¡siempre!!!!


Ella puede y quiere socorrernos en toda necesidad, en todo peligro, en toda tentación. Y es por eso que te invitamos a que Entronices a la Virgen de Guadalupe en tu Hogar. Si quieres saber más detalles, te invitamos a escribirnos al correo electrónico:

info.alemania@porelamordediosentodoelmundo.org

Solicítanos más información y ayúdanos a difundir este proyecto que busca llegar a todos y cada uno de los hogares en Alemania tanto de habla hispana como de lengua alemana.



“Mucho deseo que aquí me levanten mi Casita Sagrada…” (Nican Mopohua 26-32)


Carolina, Francy, Natalia y Varinia, desde diferentes puntos de Alemania


Para conocer más sobre este proyecto:



375 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo