• Team

Katerin y Sebastian: un signo de amor auténtico en el día de San Valentín ¡Feliz día del Amor!

Hoy es el día donde se recuerda la amistad y el amor, el día de nuestro querido San Valentín, conocido por ser un médico romano que abrazó la fe cristiana y desafió al emperador Claudio II casando en secreto a parejas jóvenes, ya que el jerarca quería a los jóvenes solteros para que fueran mejores soldados.





Hoy en día pareciera que también esta prohibido casarse. El solo hecho de pensar que la fiesta no esta asegurada y la iglesia estará vacía, desanima a muchos a dar este gran paso de amor. Gracias a Dios, no todo está perdido y hay gente que hoy viene a ofrecer su corazón de una manera radical y profunda.




Aún existen esos valientes que se animan a dar un paso audaz, parejas que nos dan esperanza al dar un sí lleno de entrega y amor en tiempos de tanta incertidumbre. También tenemos pequeños san valentines, ellos son los sacerdotes que motivan, se alegran y se animan a ser testigos de la unión de dos personas para toda la vida.



Ésta es la historia de Katerin y Sebastián, ambos colombianos, inmigrantes en Alemania que se casaron este viernes 12 de febrero en la fría ciudad de Hamburgo. La ceremonia fue presidida por dos sacerdotes: el padre Joselo de la comunidad de los Padres de Schoenstatt y el padre Óscar, perteneciente a la comunidad hispanohablante de la diócesis de Hamburgo. Una ceremonia llevada a cabo en un ambiente muy íntimo y lleno de alegría, con la presencia de unos pocos amigos que en su mayoría tuvieron que pedir permisos en sus trabajos para asistir al evento.



El Evangelio elegido por los esposos fue el de las Bodas de Caná. El padre Joselo, en su prédica, hizo mención a cuán importante es caminar en el matrimonio de la mano de María. En el fondo fue ella quien puso esta decisión de casarse en el corazón de Katerin y Sebastián durante el tiempo de Adviento. “En las Bodas de Caná está claro que a Jesús le importan los matrimonios ya que su primer signo fue en una boda, haciendo un milagro en el amor humano, que se agota, al igual que el vino en esa fiesta. ¿Qué quiere Jesús al convertir el agua en vino? Pues quiere que el amor siga, que la fiesta siga, dándoles un vino mejor…” expresa el padre Joselo en su prédica.



Mientras Sebastián y Katerin se estaban prometiendo el amor para toda la vida leyendo sus votos uno al otro en el altar de la iglesia, se sentían llenos interiormente, no solo por dar el sí más grande de sus vidas, sino también, porque junto a ellos estaban acompañándolos sus tíos, primos, amigos y hasta sobrinos desde el otro lado del océano. Para ninguno de ellos fue un día común y corriente. La mejor amiga de Katerin, esa misma mañana, se levantó y rezó por ella en su pequeño altarcito hogareño. Los niños no faltaron a esta boda y su sobrina más pequeña se vistió de pajecita y nunca dejo de sonreír al mirar la pantalla. Los que más los amaban se habían vestido de gala, aunque no asistían en forma presencial a la boda y desde allí, desde donde se encontraban, alzaron su copa y su champagne para brindar por esta bella historia de amor, la unión de Sebastián y Katerin.



Katerin y Sebastián están llenos de amor uno por el otro y no solo se desprendieron de la fiesta, de estar cerca de sus seres queridos y de la luna de miel, sino que también se desprendieron de sus regalos, donando todo obsequio económico para el mantenimiento de la Casa de Alianza, el hogar de los hispanohablantes en Alemania, lugar donde surgió el anhelo por dar este paso de unirse bajo el sacramento matrimonial.



En este día de San Valentín, este increíble matrimonio nos ha dado una lección de amor y esperamos que este sí que han dado frente a Dios esté lleno de esperanzas para muchos que hoy dejaron de creer en un amor para toda la vida. Un signo de amor como el de ellos lleva a soñar y a creer con firmeza que el amor lo puede todo a pesar de las fronteras, las distancias y todo obstáculo que aparezca en el camino. “El amor todo lo sufre , todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta” (1Corintios 13,7).

¡Feliz día del Amor!



213 vistas0 comentarios
WHATSAPP: 49 1590 1969010
catolicosenalemania@gmail.com

“¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas, ¿eh? Hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios, a quien conocí, es mi fortaleza”. 

PAPA FRANCISCO

Pater Josef Kentenich Straße 1 

56179 Vallendar

 

Recuerda ayudarnos a través de Amazon.de, tú compras y amazon nos dona. Unete!