Pater Josef Kentenich Straße 1 

56179 Vallendar

 

WHATSAPP: 49 1590 1969010
catolicosenalemania@gmail.com

“¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas, ¿eh? Hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios, a quien conocí, es mi fortaleza”. 

PAPA FRANCISCO

Recuerda ayudarnos a través de Amazon.de, tú compras y amazon nos dona. Unete!
Buscar
  • Team

Hombres, con sed de Dios y el Evangelio, se buscan, para importante empresa en Alemania.

Arriesgo a decir que una gran mayoría de los hombres que hemos venido a estas tierras hemos llegado buscando un sueño, y que en gran parte, ese sueño, tiene que ver con una mejora en nuestro nivel de vida, una mejora en nuestro trabajo, o incluso una experiencia que nos haga "mejores", en el sentido de crecer a nivel personal.


Pero desde el instante en que salimos de nuestra tierra, hasta el momento en que uno puede decir que ese sueño empieza a concretarse, el camino es largo y no siempre muy fácil.


En general, vivir en Alemania para los hombres de espíritu latino es un desafío: el idioma, el clima, las costumbres, la comida y la distancia con los seres queridos, entre otras cosas, son algunos de los puntos en los que coincidiremos casi todos que vuelven esta realidad una verdadera odisea.


Agreguemos ahora a todo esto un condimento que le pone mas sabor a todo el conjunto: la fé. Nuestras experiencias de camino en la fé pueden haber sido muy diversas antes de llegar a Alemania, pero ninguna habrá sido igual a la que encontramos aquí al llegar. Así como casi todo ha cambiado desde que estamos en Alemania, también nos hemos tenido que acostumbrar a nuevos modos de participar de las vivencias espirituales, que pueden requerir, para algunos, mucho tiempo hasta que las apropiemos.


Pero detrás de todo esto hay una gran riqueza, y para decirlo finalmente con la palabra cierta, una gran Misión. Por eso el título: "Hombres, con sed de Dios y el Evangelio, se buscan, para importante empresa en Alemania". Dios invita, a través de la misma realidad, a todos aquellos que estén dispuestos a ayudarle, a construir puentes de fraternidad que posibiliten el encuentro, el compartir y la formación para alcanzar ese crecimiento anhelado.


Necesitamos de algo que nos mantenga en la búsqueda de nuestra identidad y nuestro sueño. Ese es el sentido del Retiro que hemos planeado para el fin de semana de 25 y 26 de Mayo de este año en Schoenstatt, Vallendar, para todos los hombres católicos hispanohablantes en Alemania. Nos animamos a aceptar la propuesta de esta Misión de estrecharnos las manos y rezando juntos preguntarle a Dios qué podemos hacer para servirle en la realidad de nuestros días.


Para ello será importante también ahondar en nuestra propia condición de varones, católicos, en Alemania, y descubrir los interrogantes que se presentan por ello. Quiero decir, que hoy en día, a nivel global, las características que definen el rol masculino en la familia, en la sociedad o en la Iglesia han ido mutando y aunque no sea una novedad, lo importante es decir que esa incertidumbre en nuestra propia descripción genera a veces un estancamiento en nuestras actividades


Por ejemplo, a la misma hora de escribir este artículo pienso varias veces cómo y donde colocar lo que un frío diccionario consideraría sinónimos y que ante una semántica mas social conviene preguntarse: hombres, varones, caballeros, machos, o de sexo masculino... no da igual, y es importante ser claros, porque reconocer lo que somos nos posibilitará avanzar y así, crecer.


A su vez en el retiro nos preguntaremos qué nos ayuda hoy a vivir como varones católicos. Los modelos de hombre que el Evangelio nos presenta, nos darán la pista, e iremos avanzando para, en caso de que nos sea necesario, poder llegar a nuestra propia lista "paso a paso" para fortalecer nuestra vida espiritual, y lo que es esencial, crecer en el amor a Dios a los demás y a uno mismo.


Vivir en Alemania resulta en ocasiones una verdadera prueba, pero como eso es algo que a los hombres nos entusiama, nos presenta una gran ocasión para que nuestra propia fe y el gran anhelo por alcanzar lo que buscamos, nos lleve al descubrimiento, la alianza, y el servicio junto otros hermanos. Los esperamos!

76 vistas