• Team

Hemos vivido la Pascua en Schoenstatt ¡Cristo ha Resucitado!

Actualizado: sep 8

Finalmente comenzamos a postear noticias en el Blog de Católicos Hispanoshablantes en Alemania debido a que los dos primeros eventos del año ya han finalizado y ya tenemos mucho por contar. La Alegría Pascual aun late en nuestros corazones, todos los que hemos asistido al Retiro de Semana Santa aún tenemos esa llama que se encendió y no dejo de iluminar nuestro entorno. Hemos vivido la Resurrección Pascual en comunidad luego de 3 días intensos de actividades, charlas y reflexiones del Padre Joselo, las cuales nos hicieron reír, llorar y meditar al mismo tiempo.




El Jueves Santo fue el día del encuentro, algunos ansiosos ya estaban alojándose desde hace dos días como Anita y Draga de Kiel que decidieron disfrutar Schoenstatt a pleno. Unos viajaron en tren desde Luneburgo como fue Susana con sus dos hijos, también los jóvenes se movilizaron en tren desde Colonia, Munich, Wiesmoor, Hamburgo y España, todos ansiosos por vivir esta experiencia.

La primer dinámica comenzó a las 18 hs en la Pilgerhaus donde nos esperaba con los brazos abiertos la Hermana Lourdes quien nos acompaño y acogió durante todo el retiro. En el salon, los peregrinos se presentaban y daban sus motivos de porqué habían decidido venir, por suerte ya estábamos casi todos y antes de finalizar llegaron Adriana con toda su familia luego de un largo viaje desde Erlangen ¡El retiro en Schoenstatt ya había comenzado! ¡Gott sei Dank!



La Misa del lavado de los pies fue muy linda, alegre y servicial. El Padre Joselo le lavo los pies a 6 mujeres y 6 hombres, incluidos niños ¿Esta muy fría el agua le preguntaba a una pequeña?. En ellos que se dejaron lavar los pies, vimos la actitud de sentirse acogidos y queridos por Jesús.






¡Gracias por dejarse amar! Dijo el Padre al finalizar ese momento simbólico de la última cena. A pesar que era tarde y muchos habían viajado desde muy lejos, como Mercedes y Manuela, dos madres argentinas y vecinas que viajaron en auto con sus respectivas hijas desde Holanda, las ganas de conversar y compartir experiencias no faltaban, por los tanto los salones y pasillos se llenaron de charlas y mates de por medio.

El Viernes santo se centró en la meditación y en el ayuno. Las charlas se realizaron en la Bundesheim que tienen un gran valor histórico, ya que fue la escuela de formación del fundador del Movimiento de Schoenstatt. Moverse, caminar, subir escaleras exigía un sacrificio pero a la vez reflejaba lo que buscaba nuestra alma “estar inquieta” por encontrar a Jesús dentro nuestro.



Al llegar a la casa los peregrinos se sacaban su foto de presentación junto a la dueña de la casa “la Virgen María” y luego los niños corrían a sus respectivas salas, los +6 tenían una sala con talleres destinados a su edad y los menores un jardín maternal con todo tipo de juegos. Los niñeros hicieron un trabajo excelente para que los padres pudieran disfrutar tranquilos de las charlas.



El viernes también hubo Vía Crucis subiendo el monte, así como lo hizo Jesús subiendo al Monte Calvario, fue un verdadero sacrificio ya que para muchos fue un sustituto de la siesta pero a la vez uno de los momentos más significativos de la jornada. Luego se realizó la celebración de la cruz con la colaboración del Padre Pablo y Jose María, ambos de Argentina que ayudaron posteriormente a las confesiones al igual que el Padre Angel Strada el día posterior.

Ese día culminó con la oración de la noche en el tesoro del lugar, el Santuario Original, una pequeña capilla donde María nos espera para recibir nuestras peticiones, transformar nuestros corazones y enviarnos con alegría al mundo. Los peregrinos pudieron experimentar aquí un Hogar donde María siempre los espera con los brazos abiertos.



Ya el sábado el ambiente era esperanzador ¡La Pascua estaba por llegar! Y el padre Joselo dio la introducción a las charlas sobre quien acompañó a Jesús hasta los pies de la Cruz : su Madre María. Luego se invitó a un tour por el lugar para conocer mejor la historia del Movimiento y su fundador. Mientras tanto había un equipo de argentinos trabajando a contra reloj para las empanadas que se iban a servir luego de la vigilia pascual.



La Celebración final fue organizada por toda la comunidad: se distribuyeron las tareas y los equipos se pusieron en acción ¡Había una fiesta que celebrar y organizar! ¡La Resurrección del Señor! Unos redactaban las peticiones, otros practicaban las canciones, otros preparaban el fuego………



Tuvimos un Pregón Pascual que conmovió a más de uno, no solamente porque lo habíamos leído con anticipación y entendido su significado real, sino también nos dimos cuenta a través de la colaboración de Francisco (chileno que estudia en Koblenz) que él es un claro regalo de Dios a quien le dio un gran don con su voz y sus manos para tocar la guitarra. También colaboraron en el coro el matrimonio Kostner de Argentina que una semana antes se enteraron del encuentro y decidieron ayudar con sus voces y guitarras.



A la celebración de la Vigilia se unieron familias que estaban alojándose en diferentes casas de Schoenstatt y muchos que vivían alrededor ¡Fue un verdadero festejo en comunión!

Muchos son los que llegaron y pusieron su granito de arena para que esta Pascua se haya vivido de una forma muy especial, la mayoría no está mencionado en el artículo pero todos han quedado guardado en nuestros corazones y en el de la Virgen Marìa. El Sábado a la noche era una mezcla intercultural de 80 personas de diferentes países de Latinoamérica y España, los jóvenes se mezclaban entre ellos y con los niños, las madres se ponían al día y los esposos aprovechaban para conocerse. Un espíritu de familia y gran acogida se vivió en la PIlgerhaus, un regalo de María que como Madre nos ha reunido para vivir la alegría pascual junto a otros hermanos en la misma Fe. ¡Hasta la próxima peregrinos!

¡CRISTO HA RESUCITADO! ¡VERDADERAMENTE RESUCITADO!

Christos anesti! Alithos anesti! 

298 vistas1 comentario
WHATSAPP: 49 1590 1969010
catolicosenalemania@gmail.com

“¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas, ¿eh? Hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios, a quien conocí, es mi fortaleza”. 

PAPA FRANCISCO

Pater Josef Kentenich Straße 1 

56179 Vallendar

 

Recuerda ayudarnos a través de Amazon.de, tú compras y amazon nos dona. Unete!