• Team

Erfurt, su comunidad y la búsqueda por la Eucaristia

Recientemente me contaron cómo fue la organización de la primera misa en español en la ciudad de Erfurt:

“Ferdinand le pidió al padre Joselo si podría venir a celebrar la misa en español. Naturalmente, el sacerdote, lleno de afán apostólico, aceptó.

Estando ya en el camino de Vallendar a Erfurt, el padre le preguntó a Ferdinand, el por qué se había animado a venir hasta Erfurt y cuantos feligreses debería esperar para la celebración.

Con total honestidad, Ferdinand le dijo: “no lo sé, puse un anuncio en Facebook, veremos cuántos van”. El padre Joselo le amenazó a Ferdinand que si sólo venían 3 o menos no volvería a confiar en “sus planes”. El final de la historia en cuestión numérica es desconocido por mí.

Sin embargo, sé que ninguno de los dos personajes de esta historia se rendiría incluso si aquel sábado de septiembre sólo 1 ovejita hubiese participado en esa misa.”

Evidentemente, dos años después, podemos concluir que no fueron 3 o menos feligreses y que, con la gracia divina y la intercesión de Santa Elizabeth de Turingia, se tiene una comunidad establecida.


El año pasado, por una diosidencia me encontré con Ofelia (mexicana) en la misa de domingo en la parroquia de nuestra zona. Con mucho entusiasmo, me invitó al próximo encuentro que tendría lugar. Un poco por cumplir con la amable invitación, asistí a la misa. Debo decir que no me arrepiento de que gracias a los “respetos humanos” llegara a conocer esta hermosa comunidad de fieles católicos del mundo hispanohablante.



El sábado 12 de septiembre, después de que se tuvieran que cancelar las misas por 9 meses, nos pudimos juntar nuevamente para celebrar los 2 años de la historia con la que empecé este pequeño relato. Fuimos muchos feligreses que sentimos nuevamente la calidez de una celebración en nuestro idioma. Acompañados también por la música de adoración que todos conocemos y que se cantan en los 22 países que tenemos cómo lengua materna el español o más propiamente dicho el castellano.



Gracias al acompañamiento constante del Padre Andreas quién nos prestó la iglesia de St. Georg, después de la celebración de la misa, pudimos compartir un churrasco/parrillada/asado -dependiendo la zona de la que cada uno venga el nombre varía - con un único e inigualable resultado: reunir a la gente en un ambiente de confraternización para disfrutar un momento juntos .



Este año nos tocó cuidar algunas medidas de seguridad que son tan impropias de nuestra sangre latina pero que nos hacen sentir a gusto en esta tierra alemana que nos acoge con tanta generosidad y que decidimos llamar hogar debido a las diferentes historias personales que cada uno tiene.




El sábado 10 de octubre pudimos celebrar nuevamente la eucaristía, con la alegría y diosidencia de compartir con la iglesia universal el nombramiento de un nuevo beato para la iglesia: Carlo Acutis. Un joven que me recuerda a Domingo Savio, quienes entregando la alegría de su juventud fueron recibidos gustosamente por Dios a temprana edad para ser ejemplo de un camino de santidad asequible a todos, sin importar la edad o las circunstancias.

A él acudimos para que esta comunidad siga creciendo y acompañando a los hispanohablantes en Turingia.

87 vistas
WHATSAPP: 49 1590 1969010
catolicosenalemania@gmail.com

“¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas, ¿eh? Hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios, a quien conocí, es mi fortaleza”. 

PAPA FRANCISCO

Pater Josef Kentenich Straße 1 

56179 Vallendar

 

Recuerda ayudarnos a través de Amazon.de, tú compras y amazon nos dona. Unete!