• Team

El encuentro de Verano y las experiencias vividas por jóvenes.

Actualizado: sep 8

El 21 y 22 de Julio se realizó el Encuentro de jóvenes católicos hispanohablantes en Alemania, un evento que cayó de sorpresa a los organizadores ya que no estaba previsto ningún encuentro durante el verano. Sin embargo los jóvenes de Kiel, siempre pioneros en muchas ideas motivadoras decidieron venir a Schoenstatt por iniciativa propia. Parece que la espera hasta noviembre se hacía eterna y decidieron dar el primer paso.



Como habían otros jóvenes que estaban con ganas de venir a Schoenstatt, el equipo decidió hacerlo abierto y caiga quien caiga. Así fue que se armó un grupo de 16 jóvenes y debido a que todas las casas de peregrinación estaban llena para esa fecha, se hospedaron todos en la Familia Güsewell que viven en la Isla de Niederwerth.

Esta vez y como siempre la casa de las charlas fue la Bundesheim. Allí los chicos se presentaron con una dinámica muy creativa al compás de la música,luego hubo charla dirigidas por Francisco Quiroga,a la que le siguió el Padre Joselo y hubo una amena pausa con almuerzo para comer , compartir y contagiar.



El tiempo volaba y el programa seguía, luego hubo charla con Jorgelina de Güsewell sobre “como la Fe Latinoamericana puede enriquecer Alemania” y al terminar se dio lugar para la recreación y en un par de segundos todos los varones ya tenían puestos sus shorts para empezar un partido de futbol y las mujeres no se quedaron atrás con el vóley .

Mientras los chicos se divertían, empezaron las confesiones y charlas personales con el Padre Joselo donde muchos jóvenes podían tener un buen rato de escucha, estas duraron hasta el otro día ya que los chicos se anotaban en una lista y esperaban a ser llamados según su turno.



Nosotros planeamos y Dios perfecciona ese plan ya que a partir de la tarde el grupo se unió a un asado con jóvenes latinoamericanos que vinieron por un mes a Schoenstatt para tomar un curso intenso de liderazgo ¡Eran más de 40 jóvenes compartiendo la misma alegría!

El sábado fue un día intenso y culminó finalmente con una cantata a la Virgen en el Santuario con un par de reflexiones, allí los chicos pudieron dejar todas sus preocupaciones, anhelos y sueños en el altar a la Virgen.



Al otro día desayunamos en los jardines de la casas de peregrinos disfrutando de una inmensa naturaleza alrededor y culminamos la jornada con la misa en el Santuario Original, donde se ofreció una cruz donde cada joven debía anotar atrás de ella que es lo que se llevaba en el corazón luego del tiempo compartido.



La jornada terminó pero los jóvenes querían seguir compartiendo y decidieron ir todos juntos a comerse un buen Döner a un local turco, luego los de Kiel se dieron una vuelta por el castillo de Eltz y todos los otros se repartieron en trenes y autos, nadie se fue solo, todos quedaron acompañados en regreso a sus casas .

Rezamos para que la Virgen los siga acompañando y guiando en todo lo que se proponga, no dejen que se apague la Esperanza. ¡Hasta la próxima chicos! ¡Nos vemos en noviembre!


Haz click aquí para link de inscripción para el próximo encuentro


Experiencias personales:

Carla ,ecuatoriana de Freiburg

Me gusto el sentimiento de familiaridad que pude sentir en el grupo, es como si ya te conocieran, me sentí en confianza. Además el espacio físico donde está la capilla da un ambiente genial, simplemente cuando llegue allí sentí paz, y ese sentimiento sólo se compara con estar en casa. A pesar que la capilla es pequeña y se podría pensar que es incómoda, es todo lo contrario, es un lugar perfecto para encontrarte con Dios, y sentirte acogido, cómodo y escuchado. Me encanto encontrar más católicos que hablen español, sean latinos y que amen a María.

Me gustó inicialmente el acogimiento por parte de la organización, es simple como que ven y ya estuvo, no te preocupes lo importante es que vengas. En mi opinión eso es lo que atrae de este grupo, yo he estado en otros grupos y puedo comparar la apertura y el acogimiento. He sentido que algunos grupos son muy herméticos, no es fácil entrar y luego es difícil salir, en tal hecho no depende de tu fe o lo comprometido que estés con Dios, sino de otras cuestiones que no tienen que ver con Dios como el estatus social. A diferencia de Schöenstatt siento que está regido por el compromiso con María, mi confianza y amor hacia ella, el resto no importa.

Volvería de nuevo, de hecho ya recomendé a varias personas que conozco en mi ciudad.


Eve, chilena de Kiel

Me gustó, porque me encontré con una fuente de agua viva, donde saciar me ser de fe, de hermandad y caridad. Sentir la calidez de las personas latinas es gratificante y me hizo sentir en casa. Volvería porque uno siempre quiere volver a casa ☺

También me gustó la entrega de confianza que se vivió, escuchar y compartir las experiencias de vida acogidas con la caridad de nuestro Señor Jesús y su Madre, ha sido esperanzador



Yess , ecuatoriana de Kiel

Schönstatt es un lugar mágico. Para mí es la segunda vez que estoy ahí y no me deja de sorprender. Conocer gente tan linda, con tanta alegría y unidos por el mismo amor hacia María y hacia nuestro Padre Dios.Todos pudimos compartir una grata experiencia gracias a las charlas del Padre Joselo. Hubo tiempo para bailar, para jugar fútbol, voleibol y para compartir un rico Asado.


Carlos y Francely de Stuttgart

Schonstatt es para nosotros un lugar de renovación espiritual y de nuestra fe, acompañados de personas que transmiten la alegría de vivir en la iglesia católica y que nos hacen sentir como en casa. Además, nos permite enriquecernos con las experiencias de vida de cada uno de participantes y, a su vez, transmitir la nuestra.


Luca , argentino de Wiesmoor

Lo que mas me gusto es , sentirme más cerca a Jesús y la virgencita.. sentirse con los demás en familia. Y olvidarse de estar tan lejos de mi hogar.

Lily, mexicana de Koblenz

Lo que más me gustó del encuentro fue poder compartirlo con más latinos que viven en Alemania, poder encontrar personas con la misma cultura que tú, con los mismos retos de vivir fuera de tu patria, más en un país tan diferente al tuyo y saber que no eres la única luchando. Es una gran oportunidad para aprender cómo otros viven su fe fuera de sus países, nutrirte con las experiencias de quienes llevan muchos años más que tú en la situación, tener la oportunidad de platicar, convivir y experimentar un encuentro con Dios como si lo estuvieras viviendo en casa! Fue fantástico. Schönstatt me encanta porque es un lugar hermoso rodeado de mucha paz y calma, puedes sentir esa cercanía a Dios al estar en contacto con la naturaleza también y en cada parte del lugar puedes sentir ese amor de Dios o encontrarte y platicar con personas que también están llenas de él, eso es maravilloso. Definitivamente volvería de nuevo y ya lo empecé a recomendar con mis conocidos hispanohablantes







WHATSAPP: 49 1590 1969010
catolicosenalemania@gmail.com

“¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas, ¿eh? Hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios, a quien conocí, es mi fortaleza”. 

PAPA FRANCISCO

Pater Josef Kentenich Straße 1 

56179 Vallendar

 

Recuerda ayudarnos a través de Amazon.de, tú compras y amazon nos dona. Unete!