Buscar
  • Michelle Chávez

¡El Espíritu Santo ha soplado renovando corazones, la Fe y fuerza!

Actualizado: 7 de jul de 2019



“Si quieres vivir este Pentecostés retirándote del mundo pero conectándote a las maravillas de Dios, te invitamos…” Así se leía la invitación al retiro de Pentecostés y eso fue exactamente lo que pasó. Hispanohablantes de diferentes partes de Alemania tuvimos la oportunidad de reunirnos a celebrar Pentecostés en Schönstatt. Les compartimos los testimonios de algunos participantes que con mucho entusiasmo se animaron a escribir sobre su experiencia conectándose con Dios a través del Espíritu Santo.


El primer testimonio es de Patricia, una joven española viviendo desde hace varios años en Mainz, que después de haber participado en el retiro de jóvenes del año pasado, quiso regresar a Schönstatt para Pentecostés. Ella nos narra la experiencia que hemos vivido durante este fin de semana:


"Ya estamos todos de vuelta en casa después de un fin de semana de Pentecostés fantástico en Schönstatt con la comunidad de católicos hispanohablantes en Alemania. De nuevo ha conseguido el equipo de organizadores reunir a un montón de jóvenes, adultos y familias completas, de hispanohablantes que viven en diferentes parte de Alemania.
Hemos tenido dinámicas divertidas, entretenidas pero que sobre todo invitan a reflexionar. También hemos podido disfrutar de charlas con el Padre Joselo. Que como siempre se ha esforzado para hacernos partícipes de las charlas y explicar todo de forma sencilla y cercana para que todos estuviesen presentes en cada momento. Hemos tenido la oportunidad de despejar nuestras dudas y el que ha querido se ha podido confesar, de nuevo gracias a la paciencia del Padre Joselo.
El equipo de organización ha conseguido, después de mucho trabajo y esfuerzo, alojarnos a todos en habitaciones estupendas e instalaciones muy limpias. No debemos olvidar mencionar que hemos disfrutado de comida rica y a nadie le ha faltado nada.
El ambiente agradable, el trato entre las personas, y la presencia de Dios se ha podido sentir en la atmósfera. Hemos podido experimentar la presencia del Espíritu Santo y dar gracias a Dios por todo lo que nos regala en este mundo. La Vigilia del sábado fue muy especial, cantamos, oramos y recibimos un regalo muy especial. El Espíritu Santo regaló a cada uno el Don que necesita en este momento de su vida. Fue sin duda una noche muy significativa. La misa del domingo fue también muy familiar y cercana en la que todos pudimos participar como parte de la comunidad.
Los dos días fueron muy intensos y emocionantes, ahora todos se van con la pena de que el tiempo haya pasado volando. Pero todos se llevan algo. Unos se llevan algo para reflexionar, otros se van con fuerza para salir a la calle y expandir su felicidad por tener a Dios en su vida, otros se van llenos de fuerza por el Espíritu Santo y otros se van con la confianza y alegría de que van a volver a Schönstatt a hacer comunidad católica.
Gracias a Dios por regalarnos este fin de semana, gracias a todos los participantes y gracias a todos los que están detrás del esfuerzo para que todo esto funcione. Todos juntos conseguimos una comunidad católica llena de amor y Espíritu, en unas instalaciones estupendas."



Diana, una estudiante originaria de Colombia, se encuentra actualmente escribiendo su tesis de Maestría, decidió hacer una pausa de los libros y la biblioteca para darse la oportunidad de reconectarse con su Fe y nos comparte su bella experiencia:


"Llevo varios años en una búsqueda espiritual, ¿qué estoy buscando exactamente? No lo sé, quizás volver a ese gran sentir que me acompañaba cuando tenía 5 años y le rezaba al niño Dios con la plena certeza de ser escuchada. Crecí en una familia católica y me educaron en un colegio católico, pero a pesar de eso, a medida que fui creciendo la Fe me fue abandonando, nunca he dejado de creer pero es como si algo adentro se hubiera apagado. En medio de este vacío recibí la invitación al retiro en la casa de Alianza, decidí asistir porque de eso se trata la búsqueda espiritual, pero fui con bajas expectativas porque no quería decepcionarme.
Si bien es uno mismo el que lleva su propio proceso de Fe y de fortalecimiento de la misma, aquellos que te guían y que te ofrecen espacios de reflexión juegan un rol determinante, porque finalmente uno quisiera verlos como modelos a seguir. Y eso fue precisamente lo que encontré en la Casa de Alianza, una comunidad que me inspiró, que me recordó lo valiosa que es la Fe, que además me animó a visualizarme en un rol más activo como católica y que me hizo sentir rodeada de los valores cristianos como la humildad, el amor y la solidaridad que tanto admiro. Por supuesto fue muy cómodo poder realizar el retiro en español, pero creo que no fue principalmente el idioma lo que nos unió, cada uno tenía gran disposición de estar allí para sí mismo y para los demás. Siento que me conecté con la palabra, me reconcilié con la iglesia y me di la oportunidad de conocer a gente maravillosa y llena de Fe."


Estefanía, una Ecuatoriana de 25 años, asiste los domingos a misa en Alemán, cuando recibió la invitación para el retiro de hispanohablantes no dudó ni un momento en hacer todo lo posible por asistir, pues desde que dejó Ecuador no ha tenido la oportunidad de compartir su Fe en su idioma materno. Salió el sábado muy temprano desde Dortmund y acá nos describe su experiencia:


"Estuve en el retiro de pentecostés la anterior semana y fue una experiencia maravillosa. Resultó ser un reencuentro con Dios, la Virgen y el Espíritu Santo. Además me reuní otros amigos con los cuales comparto la Fe católica. El poder sentir la presencia de Dios latente en mis oraciones y mi corazón fue sumamente gratificante. Simplemente, fue una experiencia inolvidable digna de repetir."

Mariana es una joven Mexicana devota de la virgen de Guadalupe, ha asistido a Misa en español pero esta fue la primera vez que participó en un retiro de católicos hispanohablantes en Alemania y nos comparte su vivencia:


"Tenía más de cinco años de no ir a un retiro, y después de haber estado un fin de semana en la casa de Alianza recordé por qué cuando era más joven me gustaba ir a grupos de misiones, de juventudes cristiana y retiros en general.
Para mí, lo más especial en este retiro fue que el grupo realmente se siente como una familia. El grupo conformado por niños, jóvenes y adultos, unos casados con y sin hijos, otros solteros, otros divorciados, en fin, bastante variedad de perfiles, así como de países de procedencia. Antes de conocer la Casa tenía mucha curiosidad de saber si realmente solo se hablaba español, y gratamente descubrí que sí. Una vez estando en Schönstatt es fácil olvidar que geográficamente la Casa de Alianza está en Alemania. La convivencia entre todos fue muy linda, las puertas de todos los cuartos están literalmente abiertas por lo que en unas horas ya se siente la casa como propia.
Lograr dejar los problemas y pensamientos externos fuera del retiro fue difícil para mí pero creo que el programa del retiro estaba muy bien pensado para dar espacio a enfocarse en los temas de la jornada y lograr los objetivos religiosos. Durante el fin de semana, pude sentir cómo todos en la casa queríamos recibir los dones del Espíritu Santo y entender la importancia de cada uno. Ojalá que más hispanohablantes tengan la oportunidad que yo tuve de vivir un retiro en la Casa de Alianza.

La Familia Zavala está conformada por 6 miembros y vive cerca de Hamburg. Juntos emprendieron un largo viaje hasta Schöstatt que valió la pena y aquí nos dicen por qué:

Para nosotros fue una experiencia hermosa donde hemos sentido la presencia del espíritu Santo, hemos sentido esa unión, ese amor de familia con todos los integrantes y guías espirituales, un fuego lleno de energía viva, desde los más pequeños de mis hijos hasta los mayores, hemos aprendido mucho y sobre todo que los dones del espíritu Santo obran siempre en nosotros y que muchas veces estamos ciegos, ocupados en otras actividades, cuando es él quien nos da la fuerza y sabiduría para seguir adelante. Así podríamos seguir mencionado en detalle toda esa experiencia viva en el retiro de Pentecostés de hispano hablantes que fue realmente bello, pues nos sentimos parte de una linda gran familia en Alemania. Tanto mis hijos como mi esposo y yo coincidimos con ese amor, esa unión, esa fortaleza para querer enfrentar este mundo tan diferente hoy en día. Fue realmente bello sobre todo porque fuimos encaminados por la Mater y finalmente nos dimos cuenta que ella nos armó y nos guío para hacer un pacto con ella teniendo al espíritu Santo como mediador."

Si aún no has tenido la oportunidad de participar en uno de los retiros en Schönstatt, esperamos que te animes.



Catolicos Hispanohablantes en Alemania

0 vistas

Pater Josef Kentenich Straße 1 

56179 Vallendar

 

WHATSAPP: 49 1590 1969010
catolicosenalemania@gmail.com

“¡Hagan lío! Pero también ayuden a arreglar y organizar el lío que hacen. Las dos cosas, ¿eh? Hagan lío y organícenlo bien. Un lío que nos dé un corazón libre, un lío que nos dé solidaridad, un lío que nos dé esperanza, un lío que nazca de haber conocido a Jesús y de saber que Dios, a quien conocí, es mi fortaleza”. 

PAPA FRANCISCO

Recuerda ayudarnos a través de Amazon.de, tú compras y amazon nos dona. Unete!